La mujer había desaparecido el 16 de septiembre, familiares y amigos se habían manifestado para exigir su búsqueda.

Por Leonor Sánchez

TLALNEPANTLA, Méx.- Después que este medio reportó que el viernes 7 de octubre elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México buscaban el cuerpo de una persona en una empresa en la zona centro de Tlalnepantla, se confirmó que son los restos de la joven Teresa de Jesús.

La joven fue reportada como desaparecida desde el 16 de septiembre y habría muerto tras un intento de asalto en Huehuetoca y tras las investigaciones de la Fiscalía estatal, los llevo a un predio ubicado en la calle Mariano Escobedo, en la colonia Industrial San Lorenzo, a unas cuadras del palacio municipal.

En dicho lugar, un perro de búsqueda de la FGJEM, con el nombre de Rocko, localizó el cadáver de Teresa de Jesús, joven de 24 años. El hallazgo del cuerpo se logró tras la detención de tres presuntos ladrones, quienes al ser interrogados por la policía confesaron tener relación con la joven, quien desapareció en el pueblo de San Miguel, municipio de Huehuetoca.

De acuerdo con las confesiones de los detenidos, estos habrían intentado asaltar a Teresa; sin embargo, después la asesinaron y la enterraron en una maderería en Tlalnepantla, Estado de México, donde se juntaban regularmente.

Tras el hallazgo del binomio canino, elementos de Protección Civil y del Heroico Cuerpo de Bomberos, ambos del Estado de México, procedieron a excavar en el lugar señalado. Cuando llegaron a un metro de profundidad en el lugar, Rocko volvió a confirmar el hallazgo: parte de una chamarra y cinta de plástico transparente, así como el cuerpo que vestía una chamarra negra, blusa naranja y pantalón azul deslavado, es decir, la ropa con la que Teresa fue reportada como desaparecida.

Tras el hallazgo del cadáver, las investigaciones del crimen seguirán a cargo de la Fiscalía Especializada en Feminicidios, de la FGJEM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.