El 92.8% de los delitos cometidos durante 2021 no fueron denunciados o sujetos al inicio de una carpeta de investigación en el estado.

REDACCIÓN.

VALLE DE MÉXICO.- El CCE Estado de México pidió que los tres niveles de gobierno combatan los delitos que se comenten en el EdoMéx, así como llevar a cabo acciones preventivas para mejorar la confianza en las instituciones.

La presidente del CCEM, Laura González Hernández reconoció que el Estado de México es una de las entidades donde se cometen más delitos y se denuncian pocos, retomando datos de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2022 del INEGI Informa.

Datos de la encuesta muestran que en Edomex, la tasa de víctimas de delitos creció en 17.7 por ciento, mientras que la incidencia delictiva se elevó al 15.1 por ciento, con una prevalencia de 45, 501 delitos por cada 100 mil habitantes, cometidos durante 2021, en relación a 2020. De los delitos que más se comenten es el robo o asalto en calle o en el transporte público.

Respecto a la denuncia, la denominada “cifra negra”, la ENVIPE, refleja que el porcentaje de delitos cometidos en los cuales no hubo denuncia o no se inició una carpeta de investigación durante 2021 para el Estado de México es del 92.8 por ciento. En términos generales las razones para no denunciar en el país atribuibles a la autoridad son: pérdida de tiempo, trámites largos y difíciles, desconfianza en la autoridad y miedo a extorsiones.

Este panorama, dijo Laura González, no cambiará sino se trabaja en profundizar en el marco jurídico para emplear acciones de prevención de la violencia y la delincuencia, tomando en cuenta que para prevenir hay que delimitar. Es decir, que la prevención debe centrarse en determinados tipos de violencia.

“No es lo mismo, por ejemplo, prevenir la violencia política que la violencia escolar o familiar. En pocas palabras debe diferenciarse y focalizarse, dependiendo el contexto”, apuntó la empresaria mexiquense.

Para la presidenta del CCEM también se debe estudiar y analizar las condiciones estructurales que contribuyen a la violencia, porque, “No comprender las causas de la delincuencia puede derivar en implementar estrategias ineficaces; es buscar los orígenes de la violencia y atacar la problemática en la práctica”, aseveró.

Además, las políticas públicas, indicó, hay que dirigirlas a mejorar considerablemente las condiciones para la generación de empleos porque existe una percepción de reducción en las oportunidades de trabajo y puede ocasionar que la actividad del crimen aumente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.