Se ha logrado 41 casos se aplique la ley de amnistía.

TOLUCA, Méx.- La tarde de este viernes fue liberada Alejandra Arriaga Romero, quien asesinó a su esposo José Ángel “N”, un exmilitar retirado y por el cuál había sido sentenciada a 40 años de prisión, su libertad se dió a través de una amnistía.

La mujer fue considerada una persona en condición de vulnerabilidad y discriminación, pues al momento del asesinato, ella estaba siendo violentada físicamente por su marido, por lo cual se defendió.



La amnistía de la mujer fue promovida por la asociación civil Presunción de Inocencia y Derechos Humanos (PIDH), quien consideró que la mujer no se juzgó con perspectiva de género, en la carpeta de investigación no se integraron las denuncias penales que existían por las agresiones del esposo y un juez del Tribunal de enjuiciamiento la declaró culpable al considerar que el homicidio ocurrió en venganza por los maltratos.

PIDH expuso que la noche del 31 de mayo de 2015, Luis Ángel pretendía agredir sexualmente a Alejandra y amenazó con matarla con un arma blanca y la mujer se tuvo que defender y sacó del buro una pistola vieja que no funcionaba para aventarsela, con el golpe se accionó e impactó al esposo.


Después de lo sucedido, Alejandra llamo a los cuerpos de emergencia y al MP, sin embargo nadie llegó, por lo cual por iniciativa propia se presentó a la oficinas de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México y ahí fue detenida, a pesar de narrar las agresiones que recibió de su esposo desde que se casaron hace 14 años.

La AC señaló que en su solicitud de amnistía que el esposo siempre la humillaba, golpeaba y la violentaba física, sexual y psicológicamente, incluso intentó asfixiarla con almohadas varias veces. También dijo que se faltó al debido proceso porque el domicilio fue supervisado por los agentes hasta el siguiente día, sin aplicar los protocolos ni salvaguardar las evidencias, y no se presentó el informe policial homologado.



Antes estas irregularidades la Asociación pidió la petición de libertad en los artículos 1, 3 y 4 de la Ley de Amnistía estatal, en los que se consideran beneficiarios de la libertad los casos sospechosos de violación a los DH, personas con vulnerabilidad o discriminación y mujeres violentadas.

La libertad de Alejandra es la número 41 de las amnistías conseguidas por PIDH; antes, se otorgaron cuatro por delito grave, antes de la emisión de la sentencia, y 36 por delito no grave. La asociación también ha concretado la libertad anticipada y la condicional, según el caso, de 89 personas privadas de la libertad que ya alcanzaban el beneficio y cumplían los requisitos de ley.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.