El Centro de Atención Y Protección Animal será único en su tipo, con el fin de darles una vida digna a mascotas abandonadas y atender un tema de salud pública.

REDACCIÓN.

HUIXQUILUCAN, Mex.- Con el objetivo de que perros y gatos que han sido abandonados en las calles recuperen su calidad de vida, el Gobierno Municipal de Huixquilucan inició la construcción del Centro de Atención y Protección Animal Municipal, un espacio único en su tipo en el Estado de México.

Al colocar la primera piedra de este Centro, que se encontrará en la comunidad de San Jacinto, la alcaldesa Romina Contreras Carrasco, señaló que la intención de que Huixquilucan cuente con un espacio de este tipo es que se proteja a los animales y se les otorgue una vida digna, libre de violencia.

Detalló que este Centro de Atención y Protección Animal tendrá una capacidad para albergar hasta 500 perros y gatos en una primera etapa, además de que se contará con una clínica veterinaria, en la cual se atenderá su salud y se les esterilizará para detener su reproducción, con el fin de que puedan ser adoptados por la ciudadanía.

En este lugar, las mascotas recibirán alimentación, cuidados veterinarios, alojamiento y podrán ser reintegrados con una familia que sea responsable, con lo que se procurará el bienestar de estas especies y se atenderá un problema de salud pública.

Por igual, la panista agradeció al Grupo Bosque Real por sumarse a la construcción de este proyecto de primer nivel, en donde las mascotas en estado de abandono podrán correr o jugar al contar con una gran área verde, además de que se instalará un área de dormitorios térmicos para que no sufran las inclemencias del clima durante las noches.

Destacó que otro de los objetivos es que las calles permanezcan limpias, y libres de heces fecales, lo que se podría convertir en un problema de salud pública, por lo que este proyecto beneficia a toda la población y resuelve una exigencia de la ciudadanía.

Por su parte, la directora de Infraestructura y Edificación, Jesica Nabil Castillo Martínez, informó que este centro de protección animal estará construido en un área de 158 metros cuadrados, en donde se colocará una recepción, un consultorio veterinario, un quirófano, un espacio para resguardo felino y otra de aislamiento canino, un almacén de alimentos, una bodega y un cuarto de preparación de alimentos, área de servicios y limpieza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.