La demandante llegó a un acuerdo con su agresor y éste tendrá que cumplir por 3 años diversas reglas, entre ellas, hacer labor social.

Por Leonor Sánchez

TOLUCA, Méx.- El sujeto que había golpeado a una maestra de inglés de la UAEMEX hace casi un año y que quedó grabado por los alumnos, llegó a un acuerdo con su esposa por violencia intrafamiliar.

Esto se da ya que el delito de violencia familiar se puede resolver si las dos partes en conflicto llegan a un acuerdo, cosa que sucedió entre Octavio “N” y su esposa Jaqueline “N”, docente de la Preparatoria 5, Dr. Ángel María Garibay.

Cabe recordar que en abril del 2021, la maestra estaba dando clases de forma virtual cuando el sujeto le gritó y golpeó, situación que quedó registrada y denunciada por los alumnos.

Por ello fue detenido un mes después y trasladado al Centro Penitenciario de Almoloya de Juárez, Santiaguito y al llegar al acuerdo hoy pudo salir en libertad, no si antes cumplir con ciertas reglas.

Las reglas que tendrán vigencia de tres años, serán residir en un domicilio, especificado en la sentencia; no acercarse al domicilio laboral y al particular de la víctima, tampoco comunicarse con ella por ninguna vía.

Por igual, no podrá consumir bebidas alcohólicas y tiene que someterse a tratamiento con una asociación civil, acreditando dicha condición de manera mensual.

También tiene que someterse a tratamiento psicológico en un centro especificado en la sentencia, tener un trabajo lícito, como abogado litigante en un despacho. Será vigilado mensualmente de forma judicial y debe comparecer ante el Centro Estatal de Medidas Cautelares los primeros cinco días hábiles de cada mes.

Octavio también tiene que prestar Servicio Social en favor del estado o institución de asistencia pública y ofrecer una disculpa pública a la víctima, que ya se realizó en la reciente audiencia.

Además, tiene prohibido salir del Estado de México sin autorización judicial previa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.