La Secretaría de Seguridad del Estado de México busca eliminar grupos que buscan extorsionar a internos, ya investiga la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

REDACCIÓN.

NEZAHUALCÓYOTL, Méx.- La Secretaría de Seguridad estatal a través de la Subsecretaría de Control Penitenciario, realizó el traslado del Centro de Prevención y Readaptación Social (CPRS) de Nezahualcóyotl-Bordo a diferentes penales mexiquenses de nueve personas privadas de su libertad.

Esto por ser identificados como supuestos integrantes de una célula dedicada a extorsionar a otros internos del penal.

Mediante una investigación efectuada por personal de inteligencia penitenciaria, se detectó que aparentemente intentaban construir una estructura delictiva al interior del CPRS, la cual pretendía generar ingresos económicos, al extorsionar a otros presos.

De acuerdo con las averiguaciones, se identificaron por lo menos a 33 personas que operaban fuera del CPRS, quienes aparentemente realizaban labores de “halconeo” e intimidación de familiares; cabe destacar que esta información fue turnada a la FGJEM a fin de continuar las indagatorias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.