Los que más reinciden en esta conducta de pedir tanque lleno e irse, son los conductores de DiDi o Uber.

REDACCIÓN.

TOLUCA, Méx.- El presidente de la Asociación de Distribuidores de Gasolina y Lubricantes (Adigal) en el Valle de Toluca, Jorge Luis Pedraza Navarrete, declaró que el robo de automovilistas que se van sin pagar su combustible sigue.

Por ello, él también integrante del CCE Estado de México pidió a las autoridades del congreso mexiquense que las sanciones aumenten, ya que al ser menores, estas acciones no disminuyen.

Destacó que esta conducta la aplican en la noche y piden tanque lleno, lo cual representa de 600 a 700 pesos, siendo una perdida para las gasolineras, «se trata de un delito que prolifera en las carreteras y usualmente son conductores de Uber o DiDi».

Estas acciones causan que los empresarios gasolineros tengan que invertir aún más en seguridad privada para inhibir estas malas prácticas.

Entre las penas que piden que haya, es que hagan trabajo comunitario obligatorio los infractores y que salga de su bolso los recursos para mejorar y limpiar vialidades, limpieza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.